martes, 25 de febrero de 2014

Entre lagrimas y vasos de whisky.

He vuelto a despertarme con ganas de arrancarle el corazón al despertador, de que ese me devuelva los minutos no dormidos que tú me has robado.

Los pies fríos y el suelo helado, buscan las zapatillas entre la ropa del día anterior y yo te busco entre mis sábanas. Con ganas de hacerte desayuno, y sin diamantes, sin zumo de naranja, que entre tanto beso tonto y tantas ganas de tanto se nos pierden las vitaminas, y no estoy como para perder más cosas.
Que de tanto apostar me he quedado en banca rota y no tengo más que un corazón y mil y una noches para arriesgar. Apostarlo todo, el todo por el todo, mi todo. 

Y si esto no te sirve, recojo mis pedazos y ando hacía donde los poetas se ahogan entre lagrimas y vasos de whisky.

2 comentarios: